Blog

¿Quieres tener una
web extraordinaria?

Conoce el secreto de las marcas que triunfan en internet y crea un negocio digital único

Cómo diseñar una web «pro» que te diferencie del resto

El primer contacto con un negocio online es la página web, como lo es el escaparate para un comercio.

Es tu tarjeta de presentación digital y tienes que cuidar mucho lo que transmites en ella.

Hoy en día es relativamente fácil y barato hacer tu propia web. Sin duda es un gran avance tecnológico gracias, especialmente, a WordPress. Tu mismo puedes comprar una plantilla y empaparte de tutoriales en Youtube para acabar dando forma a la web de tu negocio.

La otra cara de este avance es la poca profesionalidad y diferenciación que encuentras en la gran mayoría de las webs. Esto es una realidad.

Ten en cuenta que casi todas las personas compran una plantilla y prácticamente la dejan tal cual porque no saben cómo personalizarla y porque, al fin y al cabo, ya quedan resultonas tocando solo unos pocos elementos.

El problema es que haciendo esto no consigues diferenciarte de tu competencia ni transmitir esa identidad de marca que hace a tu negocio único y genuino. Y, lo más importante, no estás explotando el potencial de una web como herramienta para vender. No caigas en este error.

Dicen que tardamos 10 segundos en hacernos una primera idea de un negocio a través de su web.

Y la verdad es que me parece hasta mucho tiempo.

Seguro que te ha pasado mil veces que has llegado a una web y has dicho: uf, que va, aquí no voy a encontrar lo que busco. Realmente no has profundizado en el contenido, pero te ha valido un simple vistazo para saber que no vas a conectar con ella y te has ido, sin más.

Tu lo que quieres conseguir es que tu potencial cliente, cuando aterrice en tu web, diga: mmm, que buena pinta, voy a quedarme por aquí un rato.

Con una buena primera impresión consigues que se quede y navegue por tu web. Te está dando la oportunidad de conectar con él, así que ahora haz que conozca tu marca y lo que puedes hacer para ayudarle a resolver su problema.

Tienes tan solo unos segundos para que el que llega a tu web decida quedarse o irse para no volver. Aprovéchalos bien.

Una web pensada para vender

Tu no estás aquí por hobby, ¿no? Tienes un negocio online, y eso significa que tu principal objetivo es vender. Precisamente eso es lo que tienes que conseguir con tu página web: vender de forma automática.

Ya sé lo que estás pensando, que no vas a ser capaz de hacerlo porque no sabes ni por dónde empezar. Pero te aseguro que sí puedes. Si yo he podido, tu también.

Aunque suene muy potente eso de tener una web que venda de forma automática, créeme, es más fácil de lo que parece. Sólo tienes que tener en cuenta estos factores:

#1. Conocer a la perfección a tu cliente ideal.

Porque si no sabes cómo es, ¿cómo vas a ofrecerle algo que le resulte útil?

#2. Tener una propuesta de valor potente.

Ahora que ya lo conoces, explica a tu cliente ideal cómo vas a ayudarle a paliar sus frustraciones y qué beneficios saca al contar contigo.

Escríbelo de forma atractiva para que perciba el valor de lo que ofreces y lo que te hace diferente a la competencia.

Una vez que lo tengas, colócalo varias veces en tu página web: en la “Home”, en la página de “Servicios”, en la de “Contacto”, en la página de “Sobre mi/nosotros”. Que no sature pero que el mensaje cale, esa es la clave.

#3. Posicionarte de forma clara.

Necesitas definir con claridad la esencia de tu marca y hacer que tu potencial cliente conecte con ella.

Defínete.

Céntrate en algo de forma muy rotunda para que se entienda a la perfección qué ofreces, cómo lo ofreces y, sobre todo, por qué haces lo que haces. Recuerda que una persona compra por emociones antes que por razones.

#4. Crear una estructura que convierta visitas en suscriptores.

Engánchale regalando algo super útil para resolver un problema que le preocupa de verdad a cambio de que te dé su email.

Este regalo se llama lead magnet. Si no habías oído hablar de él, está bien que te vayas familiarizando porque va a ser un gran aliado para ti.

#5. Establecer una relación de confianza con tus suscriptores a través del email marketing.

Es decir, a través de los correos electrónicos que les vas enviando. Ya los conoces un poco y sabes lo que necesitan.

Ahora trabájate la relación aportando contenido de valor que hará que te ganes su confianza.

#6. Dirigir hacia la venta.

Cuando llegues hasta aquí, verás que sucede la magia. Has conseguido crear una lista de suscriptores que confían en ti y conectan con la esencia de tu negocio. Ahora tendrás que trabajarte los emails para ir dirigiéndolos a lo que a ti te interesa: la venta.

Ajá… ya ves que son solo 6 puntos a tener en cuenta para crear una estructura web enfocada a vender. Eso sí, no te saltes ninguno de ellos porque entonces la eficacia cae en picado.

6 factores que hacen a una web memorable

Ya sabes los elementos que potencian las ventas. Como ves, se trata de definir muy bien la identidad de tu marca y tener las herramientas adecuadas para que la conexión establecida con tu cliente ideal acabe en venta.

Los elementos ya los conoces, ahora toca diseñarlos correctamente para conseguir el efecto que quieres.

Dicen que tardamos 10 segundos en hacernos una primera idea de un negocio a través de su web. Aprovéchalos.

Si tu página web está bien diseñada, conseguirás transmitir confianza y profesionalidad, así como posicionarte y marcar la diferencia con respecto a tu competencia.

Cuida que tu página tenga estas características para conseguir que tu negocio online despegue:

#1. Un diseño gráfico adecuado a la identidad de marca.

– LOGO Y ESLOGAN.

Ponlos visibles desde el principio en la cabecera de la web. Cuidado con el tamaño, debe verse y leerse bien, no tengas miedo de ponerlo grande.

– FOTOGRAFÍAS DE CALIDAD.

Es cierto que las fotografías no deben pesar mucho, pero más cierto es que deben ser de calidad.

Optimízalas para web y asegúrate de que se ven nítidas, que no están pixeladas ni desenfocadas. Este error arruina a la mejor de las webs, tenlo presente.

– TIPOGRAFÍAS CORPORATIVAS.

Al definir tu identidad de marca elegiste unas tipografías, ahora es hora de sacarlas a paseo.

No incluyas más de 2 tipos de letras diferentes: una para el cuerpo de texto y otra para los títulos.

Cuida, además, que el tamaño sea siempre el mismo para los diferentes elementos. Las webs actuales tienen un tamaño de letra grande, haz lo mismo para ayudar a tu usuario en la lectura.

– COMBINACIÓN DE TUS COLORES CORPORATIVOS.

Elige el color más llamativo para las llamadas de atención y los más sobrios para el resto de elementos.

Ante la duda, combina solo uno de ellos con el negro o gris oscuros de los textos y el blanco del fondo, así te aseguras evitar errores de excesos.

– FONDOS CLAROS.

No te compliques la vida, usa un fondo blanco o fondos claros. Transmitirás transparencia y claridad y facilitarás la lectura.

– SIMPLICIDAD.

En diseño, menos es más. No recargues la web. El usuario debe tener claro por dónde tirar. Si hay demasiados estímulos, se acabará perdiendo.

Opta por la simpleza y la sobriedad.

#2. Transmitir la esencia de la marca de tu negocio para conectar con tu potencial cliente.

– PARTE EMOCIONAL.

Empieza comunicando el por qué de tu marca, tu parte emocional. Cuenta al que llega a tu web por qué tu marca hace lo que hace, cuál es su visión, sus valores, por qué existe y por qué debería importarle a alguien.

Conecta desde las emociones con tus ideales para inspirar a los que creen lo mismo que tu y engancharles.

– PARTE RACIONAL.

Después céntrate en explicar qué haces y cómo lo haces. Es el turno de la parte más racional.

Habla de beneficios, diferencias con tu competencia, características, método, etc.

#3. Conectar con tus potenciales clientes.

– FORMULARIOS O EMAIL DE CONTACTO.

Posibilita a los usuarios a que contacten contigo. Tu web debe funcionar en dos direcciones: de ti a tus usuarios y viceversa.

– REGISTRO DE SUSCRIPTORES.

Como ya te comenté antes, tener una lista de suscriptores interesados en tus productos o servicios es una herramienta muy poderosa.

Si tienes su email vas a poder contactar con ellos para compartir nuevo contenido de calidad, presentarles nuevos servicios o hacerles ofertas.

– ENLACES A LAS REDES SOCIALES CORPORATIVAS.

No hace falta decir que vivimos en la era de las redes sociales. Elige al menos un par de ellas y crea tu página de empresa para darles la opción a tus usuarios a que te sigan y conecten contigo a través de ellas.

Pero elige con cabeza, piensa qué red social encaja mejor con tu negocio y, sobre todo, cuáles son las que usa tu cliente potencial. Esas son las que debes elegir.

#4. Contenido de calidad.

Ten muy en cuenta a quien te diriges y cuales son sus frustraciones, problemas o necesidades. Con esto en mente, crea contenido de valor para ayudarles.

No olvides el lenguaje que vas a utilizar para dar voz a la personalidad de tu marca.

#5. Una buena experiencia de navegación.

Es decir, el usuario debe encontrar de forma fácil e intuitiva lo que busca. La estructura debe ser clara y estar bien organizada.

#6. Optimización técnica.

Aunque no sepas demasiado de tecnología, quédate con estos conceptos. Te servirán para profundizar en caso de que te lances tu mismo a crear tu web, o para comentarlo con tu desarrollador en caso de decidirte a contratar a un profesional.

– web adaptada a todo tipo y tamaño de pantallas, móviles y tabletas.
– alta velocidad de carga.
– buen posicionamiento en los buscadores.

Busca inspiración real

Inspírate mirando webs reales. No me refiero a que te pongas a bucear por internet hasta que encuentres una que te guste, no. Hay una herramienta para eso Flat Inspire.

Así que, si lo tuyo no es la creatividad, úsala, te puede sacar del embrollo.

Es una forma estupenda de coger inspiración y ver lo que se hace por ahí y lo que podría encajar con tu imagen. Lo bueno es que son webs reales y puedes ver de verdad si funcionan o no. Si pinchas en cada ficha te lleva a la web y puedes ver más páginas, no solo la de inicio.

Y ahora cuéntame, ¿qué factores influyen en que una web te guste o no? ¿Crees que hay otros factores imprescindibles para hacer una web memorable? Te leo en los comentarios…

Autores: Maca & Iago
Autores: Maca & Iago

Maca y Iago son las personas detrás de IdeandoAzul. Arquitecta y diseñadora web, e ingeniero informático que hacen un tandem perfecto. Diseño y técnica de la mano para ofrecer los mejores servicios de branding y diseño web estratégico para emprendedores y profesionales. Les gusta aprovechar todas las estrategias y herramientas del marketing digital para ayudar a impulsar negocios en el mundo online.

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

IdeandoAzul

¡Hola! Somos Maca y Iago y ayudamos a emprendedores y profesionales a posicionarse con fuerza en internet gracias a una web estratégica única y una marca que les represente.

Guía gratis

El secreto de las marcas que triunfan en internet

el secreto de las marcas que triunfan en internet - ideandoazul

Descubre el secreto de los grandes y empieza a aplicarlo tú también

Quiero leer…