blog

Cómo dejar de ser invisible y destacar en internet

¿Quieres tener un negocio online que te permita disfrutar mejor de la vida?

Genial, ahora solo tienes que hacer que te conozcan por encima de los miles de personas que están pensando lo mismo que tú… ajá.

La era tecnológica está aquí para quedarse, ha cambiado nuestro mundo y cada vez más personas ven las posibilidades que da este entorno para mejorar su calidad de vida.

Desde trabajar de una forma diferente hasta a comprar o viajar de maneras que antes ni imaginábamos.

Un abanico de beneficios inmenso se abre ante nosotros, pero también es cierto que lo que tú estás pensando sobre impulsar tu negocio a través de internet aprovechando todos los recursos que tienes ahora en tu mano, lo están pensando otros miles de personas.

No eres tú el único que se ha dado cuenta de que aquí está el futuro.

Así que hoy, más que nunca, la diferenciación es un grado.

ideando azul branding

1. Diferénciate para destacar o serás invisible.

No estás solo en internet, de eso ya te habrás dado cuenta, así que acostúmbrate a tener cada vez más competencia y aprende a destacar.

Destaca y dejarás de ser invisible, ahí está la clave.

Todos nos vemos a diario en la situación de tener que elegir entre una serie de productos y servicios similares: qué teléfono comprar, a qué tienda entrar para comprar eso que necesito, dónde darme el capricho que tengo en mente desde hace días,… A veces, es cierto que el precio juega un papel fundamental en estas decisiones, pero, qué pasa cuando los precios de las diferentes opciones son muy similares.

¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que te hace elegir una opción y no la otra?

Es lo que te transmite una marca, ese “me gusta este y no ese, aunque no sé muy bien por qué, me siento identificado con este”. Te hablo de esa parte emocional que te llega y te ha hecho conectar.

Una marca que llega a la mente produce una reacción. Una marca que llega al corazón produce un compromiso.

Andy Stalman

La marca que ha conseguido esto se ha diferenciado, y con esto ha conseguido atraer a personas alineadas con sus valores, que van a ser los que le compren y le sean fieles.

Traslada esto a tu caso y lo tienes. Deja a un lado las grandes marcas y piensa en tu negocio en este sentido.

Sacar esas diferencias va a hacer que tus potenciales clientes se sientan atraídos por ti de una forma natural, emocional y visceral.

Esa es la magia de un buen branding. Y sí, está al alcance de tu mano, solo tienes que darle la importancia que se merece.

2. No, tu identidad no es tu logo.

Una identidad corporativa implica mucho más que un logo.

Para llegar a transmitir lo que quieres con ella debes conocer a tu competencia, definir los valores y atributos de tu negocio, tu posicionamiento en el mercado, la personalidad de marca, y definir tu propuesta de valor.

A partir de aquí, pasas a crear la identidad visual de tu marca para que defina a tu negocio a la perfección y lo diferencie de tu competencia.

Así que no, tu identidad corporativa no es tu logo.

Tu logo debe plasmar un trabajo previo de análisis y posicionamiento mucho más profundo.

El branding no tiene que ver con el eslogan o el logotipo, tiene que ver con la personalidad de tu marca

Mirna Bard

Muchas veces has oído o incluso pensado que el branding se limita a eso, a un dibujito para poner en la cabecera de tu blog y en tu tarjeta de visita.

Siento desilusionarte, pero crear un logo sin un trabajo previo es una auténtica chapuza.

Sería como tirar una baraja al azar y cruzar los dedos para que salga el as. Es posible, claro, pero tela de complicado.

También es posible que crees un logo sin preguntarte absolutamente nada y que sientas que transmite a la perfección tu idea de negocio. Es una posibilidad y si tienes suerte, oye, te habrás ahorrado una pasta, no lo dudo, pero es complicado que funcione.

Tu identidad de marca va mucho más allá. Se trata de sacar a relucir lo que te hace diferente a los demás, eso que tiene tu negocio que es único y que quieres que todos conozcan.

Busca que los demás te perciban como tú sabes que eres, como es tu negocio. Que lo tengan claro al instante. Sacar el ADN de tu negocio y que seas capaz de proyectarlo hacia el exterior.

Tienes un poder enorme en tus manos. Está a tu alcance hacer que tus potenciales clientes se queden enamorados de tu negocio y vuelvan una y una vez porque hayan conectado con tu esencia.

Utiliza la magia del branding y consigue llevar a tu negocio a otro nivel.

ideandoazul- branding para destacar

3. Branding para todos

A lo mejor piensas que los negocios pequeños como el tuyo no necesitan tener muy en cuenta su identidad corporativa, que no es relevante, que nadie va a notar si no te tomas en serio esta parte.

Pero la realidad es que esto no es así, todos los negocios necesitan ser más competitivos, construir valor añadido y que el usuario lo prefiera frente a la competencia. Todos, los más pequeños también, no lo dudes.

Otra cosa es que te engañes a ti mismo y que decidas quitar de la lista de prioridades este tema. Pero sé consciente de que se notará, de que es muy probable que a tu presencia online le falte fundamento.

Y además, estoy convencida de que si no la defines bien, vas a dudar cada vez que cuelgues un post, o una imagen en las redes sociales.

O quizás no dudes, pero cuando pase un tiempo y eches la vista atrás verás que no son coherentes, que cada cosa es “de su padre y de su madre”. Y lo peor de todo no es que lo vas a ver tú, sino que lo verán todos ahí afuera.

Un marketing sin branding no tiene alma

Andy Stalman

La buena noticia es que cambiar esto es más fácil de lo que parece. Solo necesitas dedicarte un tiempo para poner las bases de tu negocio en orden y empezar a deslumbrar.

4. Conoce qué cosas funcionan

4.1. El poder del color para transmitir la esencia de tu negocio

– Blanco: luz, pureza, verdad, simplicidad, minimalismo, seriedad.

– Negro: elegancia, autoridad, prestigio.

– Gris: calma, sobriedad, inteligencia, solidez. Inspira cosas muy similares al negro, siendo menos agresivo.

– Rojo: pasión, amor, energía, dinamismo, calor, acción, movimiento. También significa peligro, prohibición, violencia.


- Naranja: originalidad, actividad, creatividad, entusiasmo, alegría, calor, energía, confianza, amistad.


- Amarillo: energía, actividad, optimismo, juventud, espontaneidad, diversión, felicidad
.

– Rosa: romanticismo, delicadeza, ternura, feminidad, suavidad, infantil.

– Verde: naturaleza, esperanza, juventud, relajante, armonía, serenidad, abundancia.

– Azul: confianza, frescura, simpatía, armonía, inteligencia, serenidad, sabiduría, madurez, estabilidad.

– Marrón: naturaleza, comodidad, tranquilidad, seguridad.

– Violeta: fe, fantasía, moda, sabiduría, lealtad, extravagancia, creatividad.

4.2. Letras que refuerzan tus valores

– Serif

Son las letras que tienen una especie de pata sobre las que se apoyan. Dan sensación de tranquilidad, autoridad, seriedad, sofisticación y elegancia.

Ejemplos : Bodoni, Times New Roman, Garamond, Georgia.

EJEMPLO, ejemplo

– Lineales, palo seco, sin serif o sans serif

Son las que no tienen esa pata en la que se apoya, sino que están formadas por líneas rectas y limpias. Transmiten modernidad, sobriedad, alegría y seguridad.

Ejemplos: Helvética, Calibri, Arial, Verdana, Futura.

EJEMPLO, ejemplo

– Handwriting o cursivas

Parece que están escritas a mano. Aportan espontaneidad y cercanía, dan un toque más humano y acogedor.
No te conviene abusar de ellas porque no se leen del todo bien, así que combínalas con tipografías serif o lineales para que no resulte excesivo.

Ejemplos: Horizonte Script, Harrison, Christopher Hand, Allura.

EJEMPLO, ejemplo

– Decorativas

Estas tipografías van un paso más allá, son letras decoradas en muchos estilos diferentes. Si las vas a usar, hazlo con cuidado y en poca cantidad. Hay de muchos estilos, cada una transmite sensaciones diferentes.
Normalmente son tan evidentes que vas a distinguir la sensación de inmediato.

4.3. Un logotipo hecho por ti mismo

Si vas a hacer tú mismo el logo te recomiendo que te decantes por un logo textual porque es más fácil de hacer sin meter la pata ya que no necesitas grandes conocimientos de diseño. Es el nombre de la marca con una o varias tipografías y es perfecto para webs y blogs.

– Se original

Hay muchas webs donde puedes descargar fuentes de forma gratuita o de pago, así que para tu logo diferénciate. Te interesa ser reconocible, aprovéchalo también con tu logo.

Mis webs preferidas para descargar fuentes son:

Font Squirrel. Descargas gratuitas.

Lost Type. Puedes descargar pagando lo que quieres, incluso 0€.

My Fonts. Descargas de pago.

– Asegúrate de que se lee bien

Parece obvio pero he visto mil veces un logo en el que me cuesta distinguir las letras y no queda claro lo que pone, seguro que a ti también te ha pasado alguna vez.

No caiga en ese error.

– Cuidado con las modas

Intenta ver las modas de una forma objetiva.

Tu logo viene para quedarse. Es cierto que siempre puedes adaptarlo si se queda obsoleto, pero la idea es que esto no pase en un futuro próximo así que intenta que sea atemporal.

4. Checklist de todo lo que necesitas

  • Naming o nombre de tu marca
  • Universo visual o mundo de inspiración (moadboard recomendable)
  • Propuesta de valor única
  • Eslogan
  • Paleta cromática corporativa con diferentes nomenclaturas de los colores
  • Tipografías corporativas
  • Logotipo en diferentes versiones: para fondo claro, oscuro, para espacios reducidos, con y sin texto de apoyo, etc.
  • Estilo de fotografías
  • Estilo de iconos, patrones, adornos, etc (recomendable)
  • Estilo de voz de tu marca
  • Aplicaciones no digitales: tarjetas de visita y otros (opcionales)
  • Aplicaciones digitales: cabeceras de redes sociales, avatares redes sociales, firma email

5. Conclusión

Ahora más que nunca necesitas dejar de ser invisible para triunfar con tu negocio en internet.

Necesitas diferenciarte para destacar sobre tu competencia.

Y un buen branding te va a ayudar a conseguirlo, ¿a qué esperas para crear tu identidad corporativa única que los deje con la boca abierta y enamorados de tu solución?

Comparte este post

Deja un comentario